Julián Arenas: “El principal reto es conseguir un transporte más sostenible"

Julián Arenas es director del Área de Innovación y Transporte / Logística del Institut Cerdà, que durante los últimos años ha estado evaluando la viabilidad técnica, legal y económica de implementar el gas natural licuado (GNL) a la tracción ferroviaria.

¿Cómo empezó la iniciativa de aplicar el GNL al transporte ferroviario de pasajeros? ¿Es ya una realidad en otros países?

Empresas gasistas españolas (Enagas, Gas Natural Fenosa y Cepsa) pensaron en la posibilidad de estudiar la aplicación del GNL en el transporte ferroviario de pasajeros dado que el GNL se estaba aplicando de forma generalizada en el transporte de mercancías por carretera y, en menor medida, por mar y ferrocarril (existe amplia experiencia del transporte de mercancías por ferrocarril en USA, Canadá y Rusia). Así mismo, ya se está implantado el GNL en barcos destinado al transporte de pasajeros.

La prueba piloto de aplicación de GNL al transporte ferroviario de pasajeros es la primera que se realiza en Europa.

¿Cuál ha sido el rol del Institut Cerdà en este proceso?

El rol del Institut Cerdà ha sido el de coordinador de todas las partes del proyecto y de acompañamiento a lo largo de todas sus fases. Primero realizó el estudio del análisis de viabilidad técnica, legal y económica del proyecto, concluyendo que era viable pero con varias barreras que se debían  comprobar y que podrían ser superadas en una prueba piloto. Posteriormente, se llevó a cabo la promoción de la iniciativa y la constitución del equipo de trabajo mediante la realización de workshops en los que se buscaba el acercamiento de los distintos sectores implicados en el proyecto (gasista, ferroviario y tecnológico). Se formó el equipo inicial mediante la constitución de un Consorcio, con el objetivo de definir la prueba piloto a nivel técnico, alcance, calendarización y costes, así como para determinar el rol y posicionamiento de los distintos agentes implicados. Destacar que el Consorcio estaba formado por: Enagas, Gas Natural Fenosa, Renfe, Bureau Veritas, ARMF y el Institut Cerdà. También hemos participado en la coordinación, gestión y soporte en todas las tareas necesarias para conseguir hacer realidad la prueba piloto y por último se realizará el estudio final de conclusiones y resultados obtenidos.

¿Qué ventajas aporta el GNL como combustible frente a los combustibles tradicionales?

Cada vez más los Gobiernos Nacionales y los Organismos Internacionales aumentan sus exigencias medioambientales en relación a las emisiones de gases de efecto invernadero, como el CO2, y de contaminantes atmosféricos, como los NOx y PM. La UIC (Unión Internacional de Ferrocarriles) se ha marcado el objetivo referente al “Carbon Rail Challenge 2050” en el que se busca un ferrocarril 100% descarbonizado, con un 50% más de eficiencia y menos ruidoso.

La aplicación del GNL aporta, respecto a otras soluciones o alternativas como la electricidad o el diésel, menores plazos y menores costes:


  • Respecto a la electrificación, es necesaria una inversión muy importante en infraestructura y en la sustitución del material móvil.

  • Respecto a la tracción diésel, se está trabajando en mejoras en la tecnología, pero los plazos para poder obtener diferencias significativas no son inmediatos:

    • Corto/medio plazo: se está trabajando en sistemas de postratamiento de emisiones (+CAPEX y + OPEX).

    • Medio/largo plazo: se trabaja en sistemas híbridos de regeneración y almacenamiento de energía a bordo.




Destacar que el GNL es una tecnología madura y aplicable a corto plazo:


  • Ya se ha aplicado a diferentes modos de transporte de mercancías: autobuses, camiones, barco. Se empieza a aplicar en el transporte marítimo de pasajeros.

  • Su suministro es seguro.

  • Tiene una logística madura y flexible.

  • Existen un gran número de plantas regasificadoras distribuidas a lo largo de todo el territorio español.

  • Dispone de un precio más estable que el resto de combustibles fósiles.

  • Destacar su importante impacto en la reducción del consumo (un 30%), del  ruido (un 50%) y en emisiones:       



     

¿Cuáles son los principales retos de las energías alternativas aplicadas al transporte?

El principal reto es conseguir un transporte más sostenible y que mejore medioambientalmente las condiciones de vida de las personas, dado que el transporte supone una parte muy importante de las emisiones generadas (según Eurostat, el sector del transporte supone un  25,8% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero).

Es importante destacar que para conseguir una aplicación masiva de las energías alternativas en el transporte, ya sea de pasajeros como de mercancías, es necesario realizar un despliegue e implantación de la infraestructura de recarga (tanto para el eléctrico como para el GNV) que pueda asegurar el suministro de estas energías en todo momento y lugar.


« Volver
COMPARTIR | Linked-in Google Plus Twitter Pinterest Facebook
Noticias destacadas

Colaborando en Red para mejorar la gestión de crisis

Colaborando en Red tiene por objetivo diseñar, implantar y liderar un sistema integrado de gestión de las redes de distribución que permita mejorar la planificación, el mantenimiento y la coordinación en la construcción y en la gestión de emergencias de los servicios básicos urbanos.

leer más

Nace el primer Observatorio de Innovación en Gran Consumo en España

El Institut Cerdà ha creado el primer Observatorio de Innovación en Gran Consumo en España con el objetivo de dar relieve a los avances realizados por todos los agentes implicados en la cadena de gran consumo y de dar a conocer los retos que afronta el sector. El informe se ha presentado en la sede de la Fundación Cotec en Madrid, ante un centenar de empresas del sector.

leer más